Buscar este blog

Cargando...

SÍNDROME DE HELLP

El síndrome de HELLP es un tipo severo de preeclampsia, caracterizado por hipertensión arterial, vómitos y otros síntomas realmente muy molestos. El término HELLP (por sus siglas en Inglés) es un anagrama, compuesto por las primeras letras de los tres signos principales de esta enfermedad: Hemólisis (la ruptura y diseminación de las células de los glóbulos rojos en el organismo), Función Hepática Elevada, y Bajo Conteo de Plaquetas (lo cual contribuye a una deficiente coagulación sanguínea). El síndroma de HELLP usualmente se desarrolla durante el tercer trimestre del embarazo, aunque puede llegar a desarrollarse mucho antes. Algunas mujeres también pueden desarrollar HELLP en los días posteriores a haber dado a luz a sus bebés.

El síndrome de HELLP es una enfermedad que se desarrolla muy raramente, afectando solamente entre un 0,2% y un 0,6% de todas las mujeres embarazadas en Norteamérica. Las mujeres embarazadas que padecen preeclampsia son más propensas a desarrollar síndrome de HELLP. De hecho, cerca del 10% de las mujeres que padecen preeclampsia desarrollarán esta condición. La mayoría de las mujeres que padecen HELLP llegan a recuperarse completamente. Desafortunadamente, el 2% de las mujeres y el 8% de los bebés afectados por esta enfermedad mueren como consecuencia de las complicaciones causadas por la misma.

Usualmente surge como una complicación asociada a preeclampsia O eclampsia. No obstante, el síndrome de HELLP también puede desarrollarse aunque la mujer en cuestión no padezca estas enfermedades.

Este síndrome está usualmente acompañado de un gran número de diferentes síntomas. Es realmente importante estar atento a la aparición de los síntomas y buscar ayuda profesional inmediatamente si llegara a desarrollar algunos de ellos. Entre estos síntomas se pueden incluir:

Náuseas.
Vómitos.
Dolores de cabeza o jaquecas muy severas.
Dolor en la parte superior izquierda de su abdomen, justo debajo de las costillas.
Edemas, o retención de líquidos.
Hipertensión arterial.
Convulsiones.
Bajo conteo de plaquetas.
Elevado conteo de enzimas hepáticas.

A veces, el dolor causado por el síndrome de HELLP puede ser confundido con ardor estomacal. Si el ardor estomacal no se irradiara hacia la zona del pecho ni cesara luego de haber tomado antiácidos, debería visitar a su médico de cabecera para someterse a todos los exámenes médicos necesarios.

1 comentario:

  1. nisiquiera vienen los cuidados de enfermeria

    ResponderEliminar