Buscar este blog

Cargando...

DEPRESIÓN DURANTE EL EMBARAZO

Una o dos de cada 10 mujeres embarazadas tienen síntomas principales de depresión. Las mujeres que han sufrido depresión anteriormente corren un riesgo mayor de desarrollarla durante el embarazo.

La depresión es una condición médica seria. Puede poner en riesgo a la mujer y su bebé. Pero existen una variedad de tratamientos. Entre los tratamientos se encuentra la consejería, psicoterapia, los grupos de apoyo, la terapia con luz, y los medicamentos.

IMPORTANTE: Si estás tomando antidepresivos y averiguas que estás embarazada, no pares de tomar el medicamento sin antes consultar a su médico. Llámalo tan pronto averigue que está embarazada. Puede no ser saludable dejar de tomar el antidepresivo repentinamente.


¿Qué es la depresión?
La depresión es una condición que afecta al cuerpo, es estado de ánimo y los pensamientos. Afecta la manera en que una mujer se siente y cómo piensa o ve las cosas a su alrededor. Este artículo abarca dos tipos de depresión:

Depresión Mayor: Un enfermedad grave que interfiere con la habilidad de la persona para trabajar, estudiar, dormir, comer y disfrutar. Puede aparecer una vez en la vida de una persona, pero con más frecuencia ocurre varias veces.

Distimia: Un tipo de depresión más leve. Las personas con esta enfermedad tienen síntomas de largo plazo. Pueden llevar a cabo sus actividades de día a día, pero no siempre funcionan bien o no se sienten bien. También pueden tener episodios de depresión mayor.

Las mujeres con depresión muchas veces no pueden atenderse o a sus niños, o tener un vínculo afectivo con sus hijos.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?
La mujer con depresión puede sentirse triste o decaída y tiene otros síntomas que duran dos semanas o más tiempo. Los otros síntomas incluyen cinco o más de los siguientes:

  • Dificultad al dormir
  • Falta de interés
  • Sentimientos de culpabilidad
  • Pérdida de energía
  • Dificultad al concentrarse
  • Cambios en el apetito
  • Cansansio o movimientos lentos
  • Ideas o pensamientos sobre el suicidio

Otras condiciones también pueden tener algunos de estos síntomas. Por ejemplo, cambios en el apetito y dificultad al dormir son comunes en el embarazo. Algunas condiciones médicas, como la anemia o el hipotiroidismo, pueden causar que la mujer embarazada pierda energía.


Algunas personas sufren de un tipo de depresión que ocurre en el otoño o invierno, cuando hay menos luz solar, llamada trastorno afectivo de temporada (SAD, por sus siglas en inglés). Esta condición es tratada con terapia de luz. En su hogar, la paciente mira dentro de una caja con bombillas especiales. Para evitar daños a los ojos, la paciente debe mirar las luces indirectamente. Típicamente, la paciente realiza el tratamiento todos los días de 15 minutos a 2 horas. El médico puede recomendar diferentes intervalos de tiempo.

Existen dos grupos de antidepresivos:
La mayoría de los antidepresivos se categorizan en uno de dos grupos.

Grupo 1: Inhibitores selectivos de serotina (SSRI). Este grupo de medicamentos incluye:

  • Prozac (fluoxetina)
  • Lexapro (escitalopram)
  • Zoloft (sertralina)
  • Celexa (citalopram)
  • Effexor (venlafaxina)
  • Paxil (paroxetina)
  • Cymbalta (duloxetina)

Grupo 2: Antidepresivos tricíclicos (TCA). Este grupo de medicamentos incluye:

  • Elavil (amitriptilina)
  • Tofranil (imipramina)
  • Pamelor (Aventyl, nortriptilina)

Como muchos medicamentos, los antidepresivos pueden tener efectos secundarios. Los SSRI usualmente tienen menos efectos secundarios que los TCA. Las mujeres difieren en el tipo y seriedad de los efectos secundarios que puedan tener.

Algunos profesionales de salud los consideran una mejor opción a los TCA. Dado que ningún medicamento es completamente seguro, una mujer junto a su equipo de profesionales médicos deben examinar su caso y tomar en cuenta los riesgos y beneficios de los varios medicamentos.

Qué nos dicen los estudios sobre los antidepresivos
Es desafiante estudiar y entender los riesgos de cualquier medicamento para una mujer embarazada. Durante el embarazo, dos pacientes – la madre y el feto – están expuestos al medicamento. Los medicamentos que son seguros para una mujer a veces pueden ser peligrosos para un feto. Por esta razón, los científicos no han estudiado muchos los medicamentos durante el embarazo.

Los investigadores obtienen la mayoría de la información sobre el uso de los antidepresivos durante el embarazo al:

  • Estudiar las investigaciones que se han realizado sobre los medicamentos que se han aprobado para las mujeres que no están embarazadas
  • Realizar estudios con animales
  • Estudiar las mujeres que han tomado antidepresivos antes de enterarse que estaban embarazadas

Algunos medicamentos se han usado por muchos años sin señales obvias de riesgos serios para el bebé. Sin embargo, algunos científicos han reportado que algunos antidepresivos pueden tener riesgos mayores. Los SSRI son un grupo más reciente de medicamentos que los TCA. Los científicos continuan estudiándolos.

Los estudios han demostrado claramente que las mujeres no embarazadas y tienen depresión, corren un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad de nuevo si paran de tomar sus medicamentos. Sin embargo, contamos con menos información para las mujeres embarazadas.

Estas son algunas de las cosas que los estudios han demostrado:

  1. Un estudio en el 2006 encontró que las mujeres embarazadas con depresión mayor tienen más probabilidades de enfermarse de nuevo durante el embarazo si paran de tomar sus medicamentos. Una mujer con depresión puede tener dificultad al cuidarse durante el embarazo. Esto puede poner en peligro la salud del feto.
  2. Muchos estudios no han encontrado una relación entre los antidepresivos y malformaciones serias en recién nacidos. Pero en el 2005, la Admininstración de Alimentos y Drogas de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) publicó una advertencia sobre el uso de Paxil (paroxetina) a base de varios estudios. La advertencia dice que el tomar este medicamento durante los primeros tres meses de embarazo puede aumentar el riesgo de defectos de nacimiento, en particular los defectos del corazón. Los científicos aún no tienen suficiente información como para llegar a una conclusión firme. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) recomienda que las mujeres embarazadas o las mujeres planeando un embarazo eviten el uso de Paxil, si es posible. Otros tipos de tratamiento para la depresión pueden ser mejores opciones.
  3. Algunos bebés nacidos de mujeres que toman los antidepresivos del grupo SSRI muestran signos de “abstinencia”. Por ejemplo, estos bebés pueden tener problemas respiratorios o de alimentación. Sus movimientos pueden ser repentinos. Algunos pueden tener convulsiones. Los profesionales de salud que cuidan de los bebés recién nacidos están al tanto de estos riesgos y pueden proveer tratamiento. Es importante que el profesional de salud del bebé sepa con anticipación que la madre ha tomado antidepresivos durante el embarazo.
  4. Los bebés expuestos a los SSRI tarde en el embarazo (después de las 20 semanas) tienen más probabilidades de tener hipertensión persistente pulmonaria (PPHN). Esto es una condición grave, pero rara, del corazón y los pulmones. No se han realizado suficiente estudios para saber con certeza si los SSRI causan esta condición. Se necesitan más estudios.
  5. Algunos investigadores han estudiado los hijos cuyas madres tomaron antidepresivos. Ellos no han encontrado una relación a problemas serios del lenguaje, comportamiento o inteligencia.
  6. Algunos estudios han demostrado una relación entre los antidepresivos y el nacimiento prematuro.

Escogiendo un antidepresivo
La decisión es difícil, porque no se conocen todas las respuestas. Ningún medicamento es completamente seguro. Una mujer y su equipo de proveedores de cuidado de salud deben estudiar su caso y con cuidado determinar:

  • Los riesgos y beneficios de los variados medicamentos
  • Los riesgo y beneficios de otros tipos de tratamiento
  • El riesgo para una mujer y su bebé si la depresión no es tratada

St. John’s Wort y otros remedios herbarios
St. John’s Wort es una hierba que algunas personas usan para tratar la depresión. De acuerdo al Centro Nacional para la Medicina Complementaria y Alternativa, algunos estudios han demostrado que St. John’ Wort es útil para tratar la depresión leve a moderada. Otros estudios han demostrado que no ayuda a mejorar un tipo mayor de depresión.

Los productos herbarios, como el St. John’s Wort, varían en potencia y calidad de producto a producto. Se necesitan más estudios para saber si St. John’s Wort es útil y seguro para tratar la depresión en mujeres embarazadas.

IMPORTANTE: Se conoce muy poco acerca de los efectos de St. John’s Wort en el feto. No tome esta hierba u otros productos herbarios sin antes consultar a su médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada