Buscar este blog

Cargando...

PREECLAMPSIA


Es la complicación del embarazo más común y peligrosa, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, ya que en casos severos ponen en peligro la vida del feto y de la madre. Se caracteriza por el aumento de la tensión arterial (presión sanguínea, hipertensión) junto al de proteínas en la orina (proteinuria), así como edemas en las extremidades.

Al provocar que los vasos sanguíneos se contraigan, la preeclampsia reduce la cantidad de oxígeno y nutrientes recibidos por el bebé, lo que puede ser la causa de un bajo peso al nacer. Si no se trata, ésta puede ocasionarle insuficiencia hepática, pulmonar y renal. A pesar de las exhaustivas investigaciones, no se sabe con exactitud qué provoca esta enfermedad, la que continúa afectando aproximadamente a 7 de cada 100 mujeres embarazadas. Hasta donde se conoce, la especie humana es la única que adquiere esta enfermedad, por lo que las investigaciones con animales no han sido de mucha utilidad.

La preeclampsia se presenta durante la segunda mitad del embarazo y es más común que ocurra cuando es el primer embarazo, cuando son embarazos múltiples, en adolescentes y en mujeres mayores de 35 años. Si tiene hipertensión crónica, trastornos renales o diabetes,se tiene mayor riesgo de contraer preeclampsia. Si ha padecido antes de esta enfermedad, las probabilidades de que pueda volver a desarrollarla en un futuro embarazo son del 25% al 50%. Asimismo, si su madre ha padecido esta enfermedad, también estás en alto riesgo de padecerla. Las madres con el gen angiotensinógeno T235 tienen 20 veces el riesgo promedio de desarrollar este trastorno.

Si tiene preeclampsia leve, es probable que no note ninguno de los síntomas. Pero durante cada visita prenatal, su médico le medirá la presión arterial, examinará su orina y estará pendiente de otros signos que anteceden esta enfermedad, una buena razón para no faltar a sus chequeos prenatales.

Los síntomas de preeclampsia leve son:

* Presión arterial de 140/90 o más
* Inflamación de cara y manos.
* Presencia de proteína en su orina


Los síntomas de una preeclampsia severa son más obvios. Son:

* Dolores de cabeza constantes y severos
* Visión borrosa o manchas en frente de sus ojos (llamadas escotoma)
* Sensibilidad a la luz
* Letargo
* Náuseas y vómito
* Inflamación severa
* Aumento repentino de peso, más de un quilo al día
* Dolor en el lado superior derecho de su abdomen
* Dificultad para respirar
* Reflejos rápidos (llamados hiperreflexia)

Si no se logra controlar la preeclampsia, la enfermedad puede progresar y convertirse en eclampsia. A medida que la preeclamsia se agrava, la presencia de proteínas en su orina puede incrementar progresivamente y puede obtener resultados anormales en pruebas de función hepática y su producción de orina puede disminuir (oliguria). La eclampsia puede presentar cualquiera de las características de la preeclampsia, junto con:

* Convulsiones
* Pérdida del conocimiento o coma

El tratamiento para la preeclampsia es el parto. Por esta razón, si la enfermedad es leve y usted está a pocas semanas de su fecha probable de parto, su médico inducirá el parto. Si usted desarrolla preeclampsia antes de que pueda dar a luz a su bebé sin ningún peligro, su médico le recomendará reposo absoluto en casa o en el hospital y puede recibir medicamentos antihipertensivos para mantener bajo control su presión arterial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada